21 de septiembre de 2019
ÚLTIMAS NOTICIAS:
WebTV

El presidente Ramaphosa, reelegido para gobernar Sudáfrica durante cinco años

SUDÁFRICA PRESIDENTE

Johannesburgo, 22 may (EFE).- Cyril Ramaphosa fue reelegido hoy oficialmente como presidente de Sudáfrica para los próximos 5 años, gracias a la mayoría parlamentaria absoluta que logró el oficialista Congreso Nacional Africano (CNA) en los comicios de este 8 de mayo.

La decisión de encargar el Gobierno nuevamente a Ramaphosa se adoptó en la primera sesión de la nueva Asamblea Nacional (Cámara baja), ubicada en Ciudad del Cabo (suroeste), sin pasar siquiera por la formalidad de una votación, dado que no hubo ninguna nominación al cargo al margen de la suya.

"Nuestra gente anhela cambio y cambio es lo que vamos a traer", prometió Ramaphosa en un discurso tras su reelección.

"Tenemos el mandato de construir una nación en paz consigo misma y con el mundo. Tenemos la responsabilidad de revivir y volver a poner a la altura nuestras instituciones democráticas para que funcionen bien", agregó el mandatario.

El primer punto del orden del día fue la jura del cargo por parte de los nuevos legisladores de la Asamblea Nacional, posteriormente se eligió como nueva presidenta de la sala a la oficialista Thandi Modise y, por último, se definió la jefatura de Gobierno.

El CNA cuenta para esta legislatura -la sexta de la historia democrática del país- con 230 de los 400 escaños de la Cámara de Diputados.

Esto supone su menor cuota de poder desde el fin oficial de la segregación racial del "apartheid", hace 25 años.

En los comicios del 8 de mayo, el antiguo movimiento de liberación de Nelson Mandela se anotó un 57,7 % de los votos, cifra suficiente para mantenerse invicto aunque cayera por primera por debajo del 62 % de apoyo en unas elecciones generales, castigado por los problemas económicos y los escándalos de corrupción.

Respecto a la oposición, la liberal Alianza Democrática (AD) se mantiene como el principal bloque de la oposición, con 84 escaños y encabezada por Mmusi Maimane.

Le siguen los Luchadores por la Libertad Económica (EFF, siglas en inglés), un grupo de extrema izquierda liderado por el populista Julius Malema, que cuenta con 44 asientos.

Durante el pleno de hoy, en el turno de palabra de la oposición, Maimane felicitó a Ramaphosa, pero le advirtió de que es responsable de que "los que han saqueado" el país "vayan a la cárcel", en referencia a los escándalos que salpican a muchos altos dirigentes del CNA.

Malema también hizo hincapié en el mismo problema y le pidió al presidente un nuevo Gobierno "libre de corrupción".

En los asientos de la Cámara no estaba hoy el vicepresidente del país, David Mabuza, quien anunció por sorpresa por la mañana que no juraría como diputado a la espera de resolver una investigación interna del CNA, de la que apenas se han ofrecido detalles más allá de que está acusado de haber "traído desprestigio" al partido.

Esto alentó los crecientes rumores de que Mabuza no podría seguir como número dos del Ejecutivo cuando Ramaphosa anuncie un nuevo Gabinete en los próximos días.

Ramaphosa jurará el cargo en una ceremonia multitudinaria en Pretoria este sábado, a la que están invitados numerosos jefes de Estado de la región.

Para este nuevo mandato, los grandes desafíos de Ramaphosa serán, en gran medida, los mismos que cuando asumió el cargo a comienzos de 2018 en sustitución de Jacob Zuma, después de que este último fuera forzado a dimitir por el propio CNA por sus escándalos de corrupción.

Sudáfrica atraviesa graves problemas socioeconómicos, como un débil crecimiento del producto interior bruto, situado en un 0,8 % en 2018, pese a ser la nación más industrializada de África; un alto desempleo -alrededor del 27 %- y una elevada pobreza, que afecta a más de la mitad de la población y tiene mucha más prevalencia entre la mayoría poblacional negra.

También es una de las sociedades más desiguales del mundo, herencia aún por resolver de los tiempos de la segregación racial del "apartheid".

Pero, sobre todo, Ramaphosa tendrá que lidiar con la cultura de la corrupción que afecta a todos los niveles de la Administración pública, especialmente desde la era de Zuma, actualmente procesado y protagonista de varias investigaciones.

Otros retos para el presidente serán la reducción inminente del Gabinete -que ahora tiene 34 ministerios- y la reforma del sistema de propiedad de la tierra (aún mayoritariamente en manos blancas), fuente de fuertes tensiones raciales y muy dañina en los mercados.

Ramaphosa tiene sus manos atadas respecto a seguir adelante con una polémica reforma de la Constitución para incluir la opción de expropiación sin compensación, porque el CNA ya se ha comprometido, pero cómo se aplicará -o no- aún es una incógnita.

"El tema de la tierra no terminó con el quinto Parlamento y será resuelto aquí", prometió hoy el presidente.

Nerea González

Ampliar texto
  • Ningún comentario presente
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Normas de comentarios
www.latinxtoday.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
Más vídeos