10 de diciembre de 2019
ÚLTIMAS NOTICIAS:
Videos

Eduardo Leite, gobernador milenial y nueva savia del centroderecha brasileño

BRASIL POLÍTICA

Sao Paulo, 15 ago (EFE).- Debutó en unos comicios a los 19 años, fue alcalde con 27 y con 33 ya dirigía la cuarta región más rica de Brasil, Rio Grande do Sul. Eduardo Leite, el gobernador más joven de entre los 26 estados del país, encarna la nueva savia del centroderecha, en crisis por diversos casos de corrupción.

Leite, nacido en 1985, ha firmado una escalada tan meteórica como precoz.

Afiliado al Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) del expresidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2003), ha sido concejal y alcalde en Pelotas, una ciudad de unos 340.000 habitantes, y desde el 1 de enero gobierna Rio Grande do Sul, una región de 11,4 millones de habitantes, fronteriza con Argentina y Uruguay, que atraviesa una grave crisis fiscal.

Su ascensión al poder tuvo algo de simbólico. Sucedió cuando el PSDB -uno de los grandes partidos brasileños de las tres últimas décadas- cosechaba los peores resultados en su historia. En las presidenciales de octubre pasado, su candidato Geraldo Alckmin logró el 4,76 % de votos.

En una entrevista a Efe concedida al margen de un acto con empresarios celebrado en la Cámara Oficial Española de Comercio en Brasil, Leite explicó cómo se ha gestado su carrera política; su relación con el Ejecutivo central del presidente Jair Bolsonaro; y opinó sobre los casos de corrupción que salpicaron a su partido.

P. Lo primero que sorprende de usted es su juventud. ¿Cómo ha llegado a gobernador con solo 33 años?

R. Me presenté a concejal en Pelotas con solo 19 años. No me llevé el acta, pero hice un buen resultado. Me llamaron a integrar una secretaria de asistencia social con 20 años, con 23 fui concejal y a los 27, alcalde de Pelotas. Y en 2016, a pesar de una tasa de aprobación muy alta (87 %), decidí que no debía presentarme a la reelección.

P. ¿Cómo nació su candidatura a Rio Grande do Sul?

R. Mi partido, el PSDB, me persuadió. No era algo para lo que viniese trabajando porque después de ser alcalde fui a hacer un máster en la (escuela) Getúlio Vargas, luego me marché a Nueva York para estudiar en Columbia. En teoría, iba para diputado federal.

P. Usted ha tenido casi siempre subordinados con más edad.

R. Fue difícil cuándo entré como alcalde, porque era todavía una incógnita sobre mi capacidad de gobernar, pero después de ser regidor y ganar credibilidad mi imagen estaba más reforzada, una imagen de gestor, y hoy me siento bien en dirigir un equipo de más edad que yo.

P. ¿Cuál es su estilo?

R. No ejerzo de forma autoritaria. Se toman decisiones de forma conjunta porque quien escucha se equivoca menos. Me gusta ser cuestionado por mi propio equipo para construir mejores soluciones. No soy de los de dar un puñetazo en la mesa y sí de los de construir colectivamente.

P. Su partido, el PSDB, fue clave desde la restauración democrática en 1985, pero en las elecciones de 2018 logró sus peores resultados. ¿Qué ha ocurrido?

R. PSDB agravó aún más el sentimiento de hartazgo de los brasileños con el caso de Aécio Neves (exgobernador de Minas Gerais, candidato presidencial en 2014 y actual diputado federal). Él había logrado un buen respaldo, el 49 % de los votos (2014), y luego salió el caso de una grabación en la que pedía dinero a un empresario implicado en la Lava Jato. Defiendo que mi partido lave los trapos sucios en casa y resuelva ese caso y otros. El PSDB se desconectó de la sociedad por esos episodios.

P. ¿Cómo se ve desde el sur del país el papel de Bolsonaro?

R. De la frustración (con la política) emergió el presidente Bolsonaro, quien consiguió canalizar esa insatisfacción con su elección. Con ella viene la posibilidad de discutir prioridades que hasta entonces se defendían tímidamente, como las privatizaciones.

P. ¿Y la actitud de Bolsonaro tan criticada por muchos?

R. En el asunto del comportamiento creo que es bastante negativo que la política se resuma a un "nosotros contra ellos". Yo trabajo con la lógica de respeto de quien piensa diferente de mí, no necesito aniquilar a quien difiere.

P. ¿Qué relación tiene con él?

R. Deseo que tenga éxito por el bien de Brasil con su estilo de hacer política y colaboraré en los temas que crea que son adecuados como la reforma de la pensiones, la reforma tributaria, las privatizaciones, y en los que difiera, lo diré.

P. ¿Está preocupado con la imagen internacional de Brasil?

R. La forma cómo Brasil conduce su política medioambiental tiene impacto global. Hay que dejar claro al resto del mundo que defendemos el medioambiente. Espero que el Gobierno ajuste esa comunicación, porque no creo que haya una disposición de desprecio al medio ambiente, pero tiene que dejarlo más claro interna y externamente.

Antonio Torres del Cerro

Ampliar texto
  • Ningún comentario presente
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Normas de comentarios
www.latinxtoday.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
Más vídeos